Aprender Ingles en Verano

Publicado en Educación infantil

El curso termina, pero el aprendizaje puede continuar durante el verano de forma lúdica y divertida, sobre todo a la hora de continuar cultivando un segundo idioma. Una multinacional de enseñanza de inglés, propone diez claves para seguir aprendiendo,en este caso inglés durante el verano. Los niños, sin darse cuenta, practicarán el idioma de una manera divertida y espontánea. Lo más importante es que este aprendizaje lo vean como un juego y no como una obligación.

 

1. Ver dibujos animados y películas en versión original. Es aconsejable que vean dibujos animados y películas favoritos en versión original para que no pierdan la costumbre de escuchar inglés y aprendan nuevas palabras. Si no hay subtítulos mejor, es importante que relacionen las imágenes con las palabras y así se habitúen al sonido, al ritmo y al acento del idioma.

2. Campamentos de verano en inglés. Una buena idea para que pasen un verano diferente y divertido es que los niños asistan a un campamento bilingüe o a actividades extraescolares en inglés.

3. Lecturas en inglés. La lectura es también una actividad para que los pequeños se entretengan este verano mientras aprenden. Leer libros en inglés acordes a su nivel ayudará a mejorar su comprensión y favorece su imaginación.

4. Actividades familiares en inglés. Los padres también pueden participar en el aprendizaje de sus hijos. Realizar actividades en casa en las que incentivemos a los niños a hablar en inglés es una buena idea para convivir con el idioma de forma cotidiana.

5. Contratar un cuidador bilingüe. Si los padres trabajan, otra buena opción es contratar un cuidador bilingüe. Que los niños tengan un contacto directo con en inglés, es una oportunidad y una experiencia única, y con la confianza de estar en su propia casa y mismo ambiente.

6. Disfrutar de herramientas online interactivas y apps en inglés. Hay múltiples aplicaciones para teléfonos móviles y tabletas como Helen Doron Read o Fun with Flupe-English Words y, Kangi Club para seguir en contacto con el inglés.

7. Combinar los hobbies con el inglés. Las tareas se hacen mejor cuando se disfrutan porque están más receptivos, motivados y abiertos al aprendizaje. Combinar los hobbies con el inglés lo hará más fácil. Manualidades, cocina, fútbol… hoy en día hay todo tipo de talleres en inglés y que además se pueden disfrutar en familia.

8. Acoger un estudiante anglosajón en casa. Alojar a un estudiante extranjero en tu casa durante un periodo determinado de tiempo puede ser una práctica muy provechosa, no solo para los niños, sino para todos los integrantes de la familia. Cuando los chicos sean un poco más mayores y maduros, pueden ser ellos los que realicen el intercambio.

9. Aprovechar las vacaciones para hacer amigos extranjeros. Otra idea es aprovechar las vacaciones y conocer en familia personas de otros países y comunicarse con ellos en inglés. No es necesario viajar fuera de España, en cualquier zona turística del país encontrarás viajeros angloparlantes con los que compartir la visita.

10. Escuchar música, oír la radio y cantar en inglés. Escuchando y cantando canciones en inglés se mejora la pronunciación, se aprende vocabulario y lo mejor de todo, se lo pasarán muy bien.

http://www.abc.es/familia-educacion/20150707/abci-aprender-ingles-verano-201507011531.html